22 jun

Las Retículas en el diseño (Parte I)

escrito por Sin Comentarios publicado en Blog, retículas

Las retícula es la base sobre las que se construye un diseño. Un esqueleto o un andamio que permite al diseñador organizar de una manera efectiva (los) diferentes elementos en la página. Nos añade coherencia, precisión y nos simplifica el proceso creativo de toma de decisiones.

No todos los diseñadores creen que la retícula aporte un grado mayor de creatividad. Muchos de ellos opinan que “esa estructura cuadriculada” los limita y los bloquea en el proceso creativo. Aun así, y teniendo en cuenta que aquí, como en todo, hay gustos como colores, la retícula permite tomar decisiones y hacer pruebas más rápidamente. Cosa que es innegable te gusten (como es mi caso) o no.

Para poder desarrollar mejor este tema, es necesario entrar en otros como:

Cómo se lee una página:

Todas las páginas poseen áreas de mayor y de menor interés. Esto depende normalmente del contenido de las mismas y de la forma en que nuestro ojo “escanea” la página para localizar la información.

Cómo leemos una página

Forma estandar de lectura tanto de una página como de una imagen en occidente.

Podríamos decir que hay total libertad en cuanto a dónde situar los elementos dentro de una página. Pero la manera en la que el ojo humano “lee” una página o una imagen convierte algunas zonas en “áreas de mayor interés” y otras en “áreas de menor interés”. Sabiendo esto, es fácil utilizarlo a nuestro favor.
En la imagen se puede observar como el ojo al comenzar a leer trata de localizar información en la esquina superior izquierda, y a continuación recorre la página en diagonal hacia abajo para leerla.

Modo en como nuestro ojo lee la siguiente página atendiendo al diseño y a la forma de leer propia en occidente
Modo en como nuestro ojo lee la siguiente página atendiendo al diseño y a la forma de leer propia en occidente

Modo en como nuestro ojo lee la siguiente página atendiendo al diseño y a la forma de leer propia en occidente

Cómo podemos observar en la segunda imagen, la intensidad de la señal de “peligro eléctrico” y su fuerte color amarillo arrastran rápidamente nuestra atención, para a continuación, volver a las letras de ttítulo y terminar el en pie de foto.

¿Para quién?

Al igual que ocurre con las limitaciones físicas (tipos de papel, colores, etc) o del medio (App para teléfono móvil o tablet, web responsive, etc) la forma del diseño está siempre supeditada al contenido y por ello, al público al que se dirige. Por lo tanto, deberíamos de partir con esta idea ya desde el inicio. La retícula debería de adaptarse en su forma a la función para la que se va a desempeñar. ¿A quién se dirige? ¿De qué manera se va a utilizar? ¿Dónde se leerá? Contestar a las preguntas irá haciendo que el diseño comience a tomar forma por si solo. Un ejemplo claro puede ser que una retícula adecuada para un periódico de poco va a servir para un manual de instrucciones de un electrodoméstico.

Las retículas tienen que seguir los principios básicos del diseño. Y de todos ellos, el más básico posiblemente sea que para que un diseño sea efectivo, tiene que adaptarse en su función al usuario. O sea, que tiene que ser accesible y de fácil manejo para sus destinatarios.

Y hasta aquí llegamos hoy. En la segunda parte hablaremos de los principios básicos: como crearlas, normativas, proporción, jerarquía, etc.

Sin Respuesta a “Las Retículas en el diseño (Parte I)”

Dejar un Comentario

Free WordPress Theme

Weboy
WordPress Themes ThemeForest